2021_ 05 RAÍCES_ Juliana Okuno Loureiro y Yasmine Pimenta Lopes

El concepto de RESILIENCIA se puede traducir de innumerables maneras. De manera simplificada, la resiliencia es la capacidad de adaptarse a innúmeras situaciones, volviendo al estado inicial. Sin embargo, no significa adaptarse a cualquier situación, sino tener esa flexibilidad en los momentos necesarios, saber cuándo es el momento de crecer y cuándo es el momento de doblarse, pero sin perder la esencia y nuestra verdad interior. Como un bambú que, a pesar de su delicadeza y ligereza, logra sobrevivir al clima, inclinándose cuando es necesario, para poder volver pronto con toda su fuerza. Pero el bambú es también una planta con raíces fuertes, lo que nos hace pensar que es necesario tener bases profundas y consolidadas para crecer con fuerza. Después de todo, es en la raíz que se encuentra el comienzo, una multiplicidad de ramas que convergen a una unidad, uniéndose por un objetivo común. Lo que nos lleva de nuevo a la resiliencia, porque si pensamos en el hombre como sociedad, nuestra resiliencia colectiva depende de la fuerza de cada uno de nosotros.

Nuestra propuesta de pabellón “resiliente” pretende rescatar el concepto de naturalidad, reconexión con nuestra esencia, con nuestras raíces, con nuestros instintos, que es de donde viene nuestra fuerza. Para ello, buscamos una conexión directa con la naturaleza, con esta reconexión del ser humano con sus orígenes más elementales. Al unir estos conceptos, buscamos traducirlo en una forma en la que todas las ramas se conectan al centro del pabellón, en todas las dimensiones del entorno construido. Tanto en el camino dentro del pabellón, cuanto en sus capas interiores y exteriores, la propuesta es tener líneas que convergen a un espacio central principal, de una manera más orgánica, además de elementos que se remontan a lo natural ( madera, agua y espejos).

Observa un vídeo de presentación (5′) o bien un vídeo promocional (20″)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.